“LA TECNOLOGÍA MÓVIL ES UNA HERRAMIENTA DE EQUIDAD”

Por Sincope Noticias • 30 abr, 2015 • Sección: Tecnologia

El director del departamento de eHealth de Telefónica habla del proyecto de monitorización de pacientes crónicos y reflexiona sobre las futuras tendencias en innovación en salud

El sistema sanitario se está adaptando a nuevas tecnologías e impementando, gracias a ellas, nuevos servicios que permiten ofrecer una mejor atención al paciente y de forma más personalizada. Esta transformación que Jaume Raventós, director de eHealth de Telefónica, compara con la misma que ha realizado la banca, viene dada por una demanda de las comunidades autónomas, de los propios hospitales y «a veces, incluso de los propios profesionales sanitarios que escuchan en los congresos los resultados de los avances que la tecnología permite. Gente proactiva». Raventós resalta la importancia de un trabajo conjunto entre tecnología y profesionales sanitarios para encontrar las ventajas que puede implicar para el paciente y su terapia.

Desde el departamento de eHealth de Telefónica, Raventós trabaja en el ámbito de la innovación sanitaria a través de proyectos como son la gestión remota de pacientes o la telemedina. La primera de ellas, más revolucionaria, permite que el personal sanitario disponga de un informe diario del estado del paciente crónico. Llevado a la práctica con enfermedades que presentan un alto grado de cronicidad como puede ser la diabetes, problemas respiratorios como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC o la problemas cardíacos, Raventós señala que en estos casos hay mucha experiencia no sólo en España sino también en EEUU y Asia.

Para poner en marcha estos proyectos el director de eHealth indica que inicialmente se identifica el tipo de paciente al que van dirigido y, en función de las necesidades derivadas de las características de su enfermedad y del propio individuo se entrará a valorar si se hará un seguimiento diario, qué clase de mediciones de constantes biológicas tendrá que reportar o qué preguntas sobre su salud se le harán diariamente. «Una vez tenemos identificados todos estos parámetros» explica Raventós «decidimos qué tecnología es la adecuada para adaptarse a todo esto y llevarlo a cabo. El paciente hará un informe e introducirá sus propias mediciones en el software». La respuesta del profesional ante una situación en la que los rangos de normalidad se hayan superado -derivando en una alarma que puede ir de blanca a roja- será, por tanto, mucho más rápida. «Esta es la idea, poder avanzar la respuesta del profesional delante de la descompensación de un paciente determinado» aclara.

El director de eHealth de Telefónica apunta que, en los pacientes crónicos, la poca adherencia terapéutica es uno de los problemas más comunes. En este sentido, el paciente monitorizado debe indicar en el sistema si se ha tomado la medicación aunque no es posible comprobar la veracidad de la información introducida. «Es un tema de responsabilidad. La tecnología perfecta sería un chip que informara de que se toma la medicación» dice Raventós con una pequeña risa «esto existe en algunas terapias muy caras pero no lo puedes poner para toda la población».

Proyectos de este tipo ya llevan en marcha desde hace años en hospitales españoles, como el programa VallCronic en el hospital Vall d’Hebron en donde se monitorizan casi 200 pacientes crónicos de alta complejidad, o en el servicio de cardiología del Hospital del Mar en Barcelona que a través de su programa Icor, monitoriza pacientes con insuficiencia cardíaca. Raventós destaca el papel que juegan los pacientes como principales interlocutores del proyecto «la experiencia nos dice que su grado de satisfacción ronda el 80%. Esto es impresionante.» resalta Raventós que prosigue con una reflexión: « imagina un paciente después de un proceso de agudización de su enfermedad que lo ha pasado muy mal. De pronto, tiene una tecnología en casa que le mide las constantes biológicas cada día y en caso de que haya algún problema genera una alerta a la que responderá un profesional sanitario. Esto le da seguridad y lo valoran mucho» y añade«y los médicos lo valoran también porque les permite seguir de cerca al paciente y pueden evitar reingresos gracias al seguimiento».

En términos de innovación en salud, Raventós considera que se trata de un proyecto con muchos actores involucrados: «ninguna empresa lo hará por sí sola sino que se crearán alianzas para poder dar este tipo de servicios».

Teniendo en cuenta el auge y la moda de los wereables y su estrecha vinculación al ámbito sanitario en la medición de las constantes vitales, el director de eHealth aprovecha para reflexionar que una de las tendencias futuras vendrá de la mano de estos dispositivos y su vinculación al bienestar. «Cada vez tendremos más datos y esto se puede convertir en información válida si les damos un tratamiento adecuado, por ejemplo, vinculándolo a la información genética. Es decir, es el auge del big data en el ámbito sanitario». Según Raventós esta innovación permitiría realizar mejores planes de cuidado adaptado a la persona y a sus costumbres de vida. «La medicina personalizada lleva al big data» adelanta Raventós.

En cuestión de tendencias, Raventós vaticina que la tecnología está llevando a una mayor equidad en el sistema de salud. El directivo de Telefónica señala que hoy en día todo el mundo tiene un móvil, «en África hay más móviles que acceso a agua» remarca «y el móvil se está convirtiendo en una herramienta de equidad independientemente de que seas una persona rica o pobre». En este sentido, el directivo explica que en África hay proyectos que se apoyan en la telefonía móvil para ofrecer un mejor servicio a través del, para nosotros obsoleto, SMS. El sistema permite dar información de salud a gente que antes no tenía acceso y hará de actor en la promoción de la equidad sanitaria: «la tecnología móvil acabará siendo una tecnología que nos haga más iguales.Es una herramienta que permite el acceso a la información a todo el mundo».

Y es que la información respecto a temas sanitarios es una cuestión que el director de eHealth de Telefónica considera fundamental «los ciudadanos están accediendo a unas aplicaciones móviles y webs en donde hay unos contenidos sobre salud que no sabemos quien está detrás» resalta con especial preocupación. Raventós considera que debe ser una preocupación de los responsables sanitarios, y que es necesario crear una información con unas garantías de contenidos que estén avalados por profesionales. En este sentido, comenta que están surgiendo aplicaciones generadas por hospitales que después prescriben a los pacientes para garantizar la veracidad de la información. «La Junta de Andalucía tiene un repositorio web de este tipo y Cataluña también tienen» comenta Raventós que añade «el National Health Service -NHS- británico tiene su propio directorio de apps acreditadas por el propio NSH, y es un lugar de confianza con una información acreditada por el gobierno». Y sentencia «esto es fundamental».

(ElMundo.es)

Los comentarios están cerrados.