CARRIÓ: “NEGOCIAR CON TEHERÁN ES UN TRABAJO SUCIO”

Por Sincope Noticias • 28 feb, 2013 • Sección: Polìtica

La diputada nacional se refirió a los debates en la cámara baja sobre el acuerdo con Irán, en particular a los fuertes cruces entre los legisladores; “Pero hay que quedarse, cuando el tanque está sucio hay que meterse en el barro”, reflexionó

Mientras el debate sobre el memorándum con Irán en la Cámara de Diputados finalizaba, la diputada nacional Elisa Carrió se dirigió a los argentinos y les pidió disculpas por los argumentos utilizados y por los gritos e insultos que emitieron los legisladores en las sesiones plenarias.

“La clase política argentina está degradada. Me da vergüenza estar en el Parlamento Nacional. Cuando escuché las groserías de esta mujer [Laura Alonso] y los gritos de este chico de La Cámpora [Andrés Larroque] (…) cuando hacemos las presentaciones, te das cuenta de que no tenés del otro lado a nadie”, expresó en diálogo con el programa A dos voces que transmite la señal TN. “Les pido perdón en nombre del Parlamento por esta vergüenza, y esta es una nueva vergüenza”, lanzó, y de inmediato reflexionó: “Pero hay que quedarse, porque cuando el tanque está sucio hay que meterse en el barro. El trabajo es insalubre, yo perdí la salud. Vamos a poder, pero tenemos que ser perseverantes”, dijo.

En relación a la idea de “perseverancia”, llamó también a la sociedad a apoyar las manifestaciones como la que convocaron los familiares de las víctimas de la AMIA (esta noche a las 19 frente al Congreso), o los familiares de la tragedia de Once (la semana pasada, cuando se cumplió un año): “Quiero hablarle de frente a la sociedad argentina. Estuve en Once a las 8.30 de la mañana. Y sólo estaban los familiares. A la noche hubo gente. Y hoy había gente”, aseguró. “Pero quiero que la próxima vez que se defienda la vida seamos muchos más argentinos”, pidió Carrió.

La diputada también cuestionó al canciller Héctor Timerman, que defiende el memorándum, con dureza: “He padecido mucho cuando he visto la persecución judía a lo largo de la historia, he visto el sentimiento antisemita. Y la verdad es que este señor se olvidó de todo. Porque cuando uno entra a negociar con Teherán, dice que hay que matar a los judíos. Negociar con Teherán es un trabajo sucio”, lanzó.

Y realizó un análisis sobre estrategia internacional: “Negociar con Irán es hacerle el trabajo sucio a EE.UU. y al mismo tiempo a Irán y a su presidente, que es lo más regresivo y reaccionario. Y sirve a una estrategia de consolidación de Iran en el bloque regional (…) Esto es demasiado. Es un punto final, como dice Laura” (Ginsberg, titular de Apemia).

Escribe un comentario

Debes registrarte para publicar un comentario.